Estamos experimentando dificultades. Nuestros ingenieros están trabajando. Consulte status.mailgun.com para obtener actualizaciones en tiempo real.

¿Dónde van a parar mis emails?

Avance del artículo

    Resumen

    ¿Te has preguntado alguna vez a dónde va tu correo electrónico una vez que llega al buzón? ¿Sabes si los mensajes aterrizan en la bandeja de entrada o la carpeta de correo no deseado? ¿Quizás no llegan al buzón? ¿Tienes curiosidad por saber en qué pestaña de Gmail se ha colocado tu correo electrónico? Estas preguntas abordan un concepto importante: entrega frente a entregabilidad.

     

    ¿Sabes realmente a dónde van tus emails?

    Mientras que es sencillo averiguar si tu correo electrónico ha sido aceptado por un proveedor de servicios de email (es decir, la entrega), es mucho más difícil entender dónde aterriza tu correo electrónico una vez que ha sido aceptado por el servidor del destinatario (es decir, la entregabilidad). Aunque tu email haya sido entregado con éxito, no hay forma de saber si ha llegado a la bandeja de entrada del usuario, a la de correo no deseado, a cuarentena o a otro lugar distinto. 

     

    ¿Qué impide que los emails lleguen a la bandeja de entrada?

    Cada proveedor de servicios de email tiene sus propias reglas, enrutamiento y algoritmos que determinan el destino de cada mensaje una vez que es aceptado. Por eso, puede que un mensaje que llega a Yahoo no lo haga a Gmail o Hotmail. 

    Es importante saber dónde aterrizan tus emails para asegurarte de que el mayor número posible llegue a la bandeja de entrada del destinatario y pueda utilizarse. Sin estos datos, es difícil identificar y diagnosticar los problemas de entregabilidad. 

     

    Ten en cuenta Inbox Placement

    Inbox Placement, de Mailgun Optimize, te proporciona la información que estás buscando. Tanto si se trata de la carpeta de correo no deseado, la bandeja de entrada u otra pestaña (como Promociones o Actualizaciones, en Gmail), Inbox Placement puede ayudarte a identificar problemas con tu reputación del remitente, contenido, plantillas o IP. Un informe claro y conciso eliminará todas las conjeturas de tu envío y facilitará tu camino hacia una gran capacidad de entrega. 

    Hay cosas que Inbox Placement no puede tener en cuenta, como la interacción del usuario. Como remitente, sigue siendo importante revisar el contenido, las listas de contactos, la segmentación y las mejores prácticas. La combinación de todo lo anterior e Inbox Placement aumentará tus posibilidades de llegar a la bandeja de entrada de tu destinatario.  

     

    ¿Necesitas ayuda?

    Nuestro equipo de asistencia en Sinch Mailgun estará encantado de ayudarte. Ponte en contacto con nosotros en la sección de asistencia de tu panel de control de Mailgun y en breve estaremos contigo.