Estamos experimentando dificultades. Nuestros ingenieros están trabajando. Consulte status.mailgun.com para obtener actualizaciones en tiempo real.

CBL de Abuseat

Resumen

La CBL (Composite Blocking List) de Abuseat forma parte de Spamhaus y se ejecuta en su infraestructura. La lista se compone de direcciones IP que al conectarse han mostrado características indicativas de infección, proxies abiertos o botnets. La fuente de los datos son grandes instalaciones de servidores de correo, de los cuales algunos son puras spamtraps, y la CBL no acepta envíos externos para entrar en la lista.

Efectos

La inclusión en la lista se hace a nivel de una sola IP, nunca para rangos de direcciones IP. La CBL está diseñada para evitar la inclusión en la lista de servidores de correo legítimos que envíen spam ocasionalmente, excepto en algunos pocos casos de configuración errónea grave que hagan parecer que el servidor está infectado. Por eso, la probabilidad de ser incluido en la lista es, en general, baja.

Motivo de la inclusión en la lista

Las IP pueden incluirse en la lista por:

  • Estar infectadas con un virus o gusano que hace que se envíe correo no deseado
  • Actuar como un proxy abierto que facilita el envío de spam
  • Ser utilizadas en una red de bots

Ser incluido en la CBL no significa necesariamente que el remitente esté enviando spam de forma maliciosa, pero podría ser un indicador de un ataque que debe ser abordado.

Proceso de mitigación

Las entradas en la lista caducan automáticamente al cabo de un periodo de tiempo determinado. Si no quieres esperar, puedes solicitar la retirada de la lista buscando primero la IP afectada en el Comprobador de reputación de Spamhaus, y siguiendo las instrucciones que allí se indican para la retirada de la lista. En algunos casos la búsqueda también proporcionará información sobre la inclusión en la lista, pero no hay ninguna opción para solicitar información específica sobre por qué una IP fue incluida en la lista.

En el caso de la CBL de Abuseat en particular, la retirada de la lista está automatizada y normalmente se produce con rapidez. Sin embargo, como ocurre con todas las retiradas, el problema subyacente debe abordarse antes de la retirada. De lo contrario se volverá a incluir en la lista cuando se produzcan nuevos casos del mismo comportamiento.